lunes, 13 de agosto de 2012

NO DEBEMOS TEMER, LAS PROMESAS DE DIOS SE HARAN REALIDAD EN NUESTRA VIDA.


NINGUNA DUDA. (SEMANA 24, Pagina 178)

BUENOS DIAS CON BUENOS AMIGOS.
“CHARLES SWINDOLL”

1 Reyes 18:1

18:1 Pasados muchos días, vino palabra de Jehová a Elías en el tercer año, diciendo: Ve, muéstrate a Acab, y yo haré llover sobre la faz de la tierra

Muchos estudiosos de la Biblia se empeñan en encontrar pequeñas diferencias en ella tal es el caso que sucede con el tiempo que duro la gran hambruna en tiempo de Acab y Elías, pues algunos insisten en que fueron tres años y otros dicen que fueron 3 años seis meses, tal situación tiene una explicación porque Dios nunca se equivoca pero el día de hoy no quisiera escribir sobre ello quisiera dar énfasis a la promesa que hace Dios en este verso 1, en la forma tan categórica y soberana que dice que “Hará Llover sobre la faz de la tierra”

“… Dos veces en el Nuevo Testamento se puede leer de la sequía en el tiempo de Elías que duró tres años y medio. Jesús una vez hizo referencia a esta hambruna mientras hablaba con Sus compatriotas judíos en Su tierra de Nazaret (Lucas 4:25-26), y Santiago la mencionó cerca del final de su epístola (5:17-18). Algunos tienen problemas con la sequía de “tres años y seis meses” porque 1 Reyes 18:1 dice: “Pasados muchos días, vino palabra de Jehová a Elías en el tercer año, diciendo: Ve, muéstrate a Acab, y yo haré llover sobre la faz de la tierra”…”

Apologetics Press 
230 Landmark Drive 
Montgomery, Alabama 36117 
U.S.A. 
http://www.apologeticspress.org

Resulta interesante ver la actitud de los personajes que Dios ha dejado en esta Historia, por un lado Acab buscando donde podría haber agua y por otro lado Abdías haciendo oídos a su amo, dos hombres que durante el tiempo de la sequia no registra la Biblia que hayan vuelto sus ojos al Único Dios verdadero, aun y cuando este ultimo había salvado a 100 profetas de la muerte escondiéndolos y alimentándolos, mas sin embargo este buen sentimiento y su acercamiento a los profetas no fue suficiente para trasformar su corazón, en ocasiones las calamidades también tienen un buen propósito, si logramos encontrarlo, es decir si logramos ver en ellos LA VOLUNTAD INFINITA Y SABIA DE NUESTRO SEÑOR JESUS, si creemos que todo lo que sucede en nuestras vidas es parte de un plan perfecto, en el que Dios Guía perfectamente nuestras vidas no será difícil encontrar la enseñanza y lo que Dios ha querido mostrarnos, es edificante saber que aún en las pruebas mas difíciles el esta ahí listo a dirigirnos y ayudarnos, es erróneo pensar que en estos momentos el nos ha abandonado como muchos lo piensan, por el contrario son los momentos de mayor acercamiento a Dios, por las circunstancias sensibles que nos rodean, es por ello que en el día a día debemos buscar la voz y dirección de nuestro Dios para escuchar su voz y tal vez hasta el revelarnos promesas como las que hizo a Elías, “YO HARE YOVER SOBRE LA FAZ DE LA TIERRA”.  

Espero de corazón que hoy Dios tenga palabra para ti y te diga como lo hizo con Elías, que hará llover sobre tu tierra seca y árida. Amen.