música cristiana

Loading...

miércoles, 1 de junio de 2011

DEMOS GRACIAS POR LOS PROBLEMAS DEL DIA DE HOY.



1ª Samuel 30: 1-6

30:1 Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los de Amalec habían invadido el Neguev y a Siclag, y habían asolado a Siclag y le habían prendido fuego. 

30:2 Y se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí, desde el menor hasta el mayor;
pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado al seguir su camino. 

30:3
Vino, pues, David con los suyos a la ciudad, y he aquí que estaba quemada, y sus mujeres y sus hijos e hijas habían sido llevados cautivos

30:4 Entonces David y la gente que con
él estaba alzaron su voz y lloraron, hasta que les faltaron las fuerzas para llorar

30:5
Las dos mujeres de David, Ahinoam jezreelita y Abigail la que fue mujer de Nabal el de Carmel, también eran cautivas.

30:6
Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; mas David se fortaleció en Jehová su Dios


Verdaderamente David estaba cosechando lo que había sembrado, el haberse aliado con Aquis, el haber decidido vivir en un lugar donde Dios no había dado su consentimiento, llego el momento en que le fue cobrada la factura, y darse cuenta de lo frágil que era, en nuestro diario caminar hay algo que no debemos olvidar que aun cunado podamos aparentar fortaleza, seguridad, prestancia, si todo esto no esta fundado sobre Dios, la verdad de las cosas es que somos frágiles, y lo mas probable es que cuando haya una prueba como la que paso David, nuestra seguridad se convertirá en inseguridad, nuestra fortaleza se convertirá en debilidad, y angustia, pero definitivamente estos versos nos dejan una gran enseñanza, el ultimo de los versos nos da la respuesta; “David se Fortaleció en Jehová su Dios”.

Me encanta lo que Spurgeon dice de David pues es un ejemplo de que las debilidades de un Hombre también son utilizadas por dios como instructivo para todos aquellos que estamos dispuestos s seguir a Dios;

Cada quien puede encontrar un punto de identificación en la larga, memorable, y variada vida del hijo de Isaí. Entre otras cosas aprendemos esto, que donde hay fe, hay la seguridad que habrá pruebas; pues David, aunque confiaba en Dios de todo corazón, tenía buena necesidad de toda la fe que poseía. En sus tempranos días fue perseguido por Saúl como una perdiz por las montañas, y su vida corría grave peligro constantemente. Tenía un tesoro tan precioso de fe en él, que Satanás siempre estaba tratando de despojarlo de su tesoro. A pesar de ello, las peores pruebas que David sufrió, provinieron no tanto por cuenta de su fe, sino por su falta de fe. Eso que hizo para evitar el problema lo sumió en un conflicto más profundo que el que le hubieran causado las providencias ordinarias. Abandonó el país donde se encontraba tan incómodo, que sin embargo era Tu tierra, oh Emanuel, y se marchó lejos, a la tierra de los filisteos, esperando poder escapar de una mayor agitación. Al hacerlo transgredió, y le sobrevinieron pruebas renovadas, pruebas de una peor naturaleza que las que le habían asediado procedentes de la mano de Saúl. Hermanos, el poeta dijo: 
"La senda de la aflicción, y únicamente esa senda,
Conduce a la tierra donde la aflicción es desconocida
."
“Y dijo la verdad, pues "En el mundo tendréis aflicción." Si tienen fe, tiene que ser probada, y si esa fe falla, tienen que ser probados aún más. No hay licencia en esta guerra: las dificultades deben ser enfrentadas. Este es el día de la batalla, y debes pelear para reinar. Ustedes son como hombres arrojados al mar, que, o nadan o se hunden. Es inútil que esperen quietud cuando su Señor no tuvo ninguna. Aunque adopten las viles evasiones sugeridas por la incredulidad, ni aun así podrán evitar la aflicción. Con toda probabilidad serán atrapados entre las espinas y serán azotados con las zarzas del desierto. Independientemente de cuán fragosa sea la calzada del rey, los atajos son sustancialmente peores; por tanto guarden la vía del mandamiento, y enfrenten valerosamente sus pruebas.”
Que hermosos mensaje nos deja este gran predicador, si a la verdad hacemos caso de suS PALABRAS, al final veremos las bendiciones abundantes de nuestro DIOS, veremos como DIOS actúa sobre hombres imperfectos como nosotros y utiliza nuestros defectos para perfeccionarnos  y aumentando nuestra fe.

Hoy solo quisiera terminar diciéndote que somos muy afortunados cuando estamos en la prueba, somos privilegiados cuando los problemas entran por nuestra puerta, somos escogidos y preparados para salir adelante y sobre todo no debemos olvidar que el instructivo de cómo salir adelante DIOS, ya nos lo ha dado solo debemos leerlo y aplicarlo, que DIOS bendiga tu día y tus actividades hoy y siempre. Amen.