martes, 21 de julio de 2015

LOS PRE-REQUISITOS DE LA ORACION


En el Evangelio de Juan encontramos los pre - requisitos para una oracion efectiva:


15:2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 


Cuando entendemos que ya hemos sido limpiados, y que cada prueba significa una poda en nuestras vidas comenzamos a entender que Dios esta esperando que llevemos fruto.

15:4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 

Este es el primer pre requisito; debemos permanecer en Dios, porque separados de el no habrá posibilidad de tener ningún tipo de comunicación. 


15:7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. 

El segundo pre -requisito en que las palabras de Dios, que es la Biblia permanezca en nosotros y esto solo ocurre leyendo la Biblia, meditando en ella y la consecuencia será una oracion mas efectiva.