domingo, 9 de septiembre de 2012

VESTIRSE DE CILICIO Y CENIZA NO HA PASADO DE MODA.


VIGILE SUS PALABRAS. (SEMANA 28, Pagina 205)

BUENOS DIAS CON BUENOS AMIGOS.
“CHARLES SWINDOLL”

ESTHER 4:1-8

4:1 Luego que supo Mardoqueo todo lo que se había hecho, rasgó sus vestidos, se vistió de cilicio y de ceniza, y se fue por la ciudad clamando con grande y amargo clamor. 

4:2 Y vino hasta delante de la puerta del rey; pues no era lícito pasar adentro de la puerta del rey con vestido de cilicio. 

4:3 Y en cada provincia y lugar donde el mandamiento del rey y su decreto llegaba, tenían los judíos gran luto, ayuno, lloro y lamentación; cilicio y ceniza era la cama de muchos. 

4:4 Y vinieron las doncellas de Ester, y sus eunucos, y se lo dijeron. Entonces la reina tuvo gran dolor, y envió vestidos para hacer vestir a Mardoqueo, y hacerle quitar el cilicio; mas él no los aceptó. 

4:5 Entonces Ester llamó a Hatac, uno de los eunucos del rey, que él había puesto al servicio de ella, y lo mandó a Mardoqueo, con orden de saber qué sucedía, y por qué estaba así. 

4:6 Salió, pues, Hatac a ver a Mardoqueo, a la plaza de la ciudad, que estaba delante de la puerta del rey. 

4:7 Y Mardoqueo le declaró todo lo que le había acontecido, y le dio noticia de la plata que Amán había dicho que pesaría para los tesoros del rey a cambio de la destrucción de los judíos. 

4:8 Le dio también la copia del decreto que había sido dado en Susa para que fuesen destruidos, a fin de que la mostrase a Ester y se lo declarase, y le encargara que fuese ante el rey a suplicarle y a interceder delante de él por su pueblo. 

Es importante destacar como en ocasiones tomamos las malas noticias, como son asimiladas por nosotros y como las comunicamos a otros, la carga emocional que significa esto y el ejemplo que obtenemos de Mardoqueo es un buen parámetro de cómo, realizarlo, si leemos con atencion vemos que por parte de Mardoqueo si existe una notable angustia, al grado de llevarlo a rasgar sus vestiduras y vestirse de cilicio y proclamarlo con grande y amargo clamor, quiero entender que esta actitud es algo natural a todo ser humano cuando recibe malas noticias, su aflicción deriva del amor de su pueblo no solo de lo que a el le pudiera suceder sino de lo que inminentemente sucedería a su pueblo, la acción de vestirse de cilicio y de ceniza no debemos dejarla pasar por alto pues en ello encontramos algo muy significativo, es parte del mensaje de Mardoqueo y de su reverencia a Dios, este acto tiene un simbolismo muy marcado en la Biblia pero destacaría que uno de ellos es un acto de Humillación a Dios, con seguridad Mardoqueo sabiendo perfectamente lo que estaba por suceder acudió al único a quien podría ayudarlos, Dios, y esto lo recalco porque aun y cuando los versos siguientes dicen que envió a Ester un mensaje lo que primero hizo fue vestirse de cilicio y ceniza, así nosotros ante los problemas al primero que debemos acudir es a Dios el nos dará las instrucciones necesarias de que hacer y como hacerlo como lo hizo con Mardoqueo. Amen.