domingo, 14 de octubre de 2012

APENAS ES EL PRIMER ROUND.


EL PRIMER ASALTO.

JOB 2:1-4

2:1 Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de Jehová, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Jehová. 

2:2 Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondió Satanás a Jehová, y dijo: De rodear la tierra, y de andar por ella. 

2:3 Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa? 

2:4 Respondiendo Satanás, dijo a Jehová: Piel por piel, todo lo que el hombre tiene dará por su vida. 

El primer Asalto estaba ganado, la vida es una constante batalla, en ocasiones la batalla no es tan dura y ríspida pero llegan rounds que son verdaderamente un infierno y solo estas esperan que sueñe la campana, al final de cada uno de estos episodios estas pensando que armamento, estrategia usare en contra de mi adversario para ganar el siguiente round, y es ahí donde justamente nuestra conciencia debe estar clara, cada día en que Dios se esmero en entrenarnos en decirnos que debemos hacer es ahora cuando son puestos en práctica, cada verso que memorizaste es ahora cuando lo pones en practica, cada hermano en el cual fincaste tu amistad y COMUNION, ahora están ayudando en Oracion, no es grato todo lo que nos sucede pero si lo colocas desde la perspectiva de cuantos desearían ser utilizados por el Señor para la batalla, tal vez muchos levanten la mano.

Hoy mi familia y yo hemos entendido la gracia enorme de nuestro señor, hemos hecho nuestro la promesa contenida en Jeremías 29:11 que dice;

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.

Dios Gracias por tanto amor y tanta misericordia, sabemos lo que merecemos pero tu plan perfecto da esperanza a mi vida y a la de mi familia. Amen