música cristiana

Loading...

miércoles, 24 de octubre de 2012

LA PALABRA MARAVILLOSO, SIGNIFICA DIFERENTE PARA NOSOTROS Y PARA DIOS.


LA PALABRA MARAVILLOSO SIGNIFICA DIFERENTE PARA DIOS Y PARA NOSOTROS.

JOB 3: 1-5 (RV60)

3:1 Después de esto abrió Job su boca, y maldijo su día.

3:2 Y exclamó Job, y dijo: 

3:3 Perezca el día en que yo nací, Y la noche en que se dijo: Varón es concebido.

3:4 Sea aquel día sombrío, Y no cuide de él Dios desde arriba, Ni claridad sobre él resplandezca.

3:5 Aféenlo tinieblas y sombra de muerte; Repose sobre él nublado Que lo haga horrible como día caliginoso. 

JOB 3: 1-5 (TLA)

Llegó el momento en que Job ya no pudo más y comenzó a maldecir el día en que nació. 

Entonces, dijo:

«¡Maldito sea el día en que nací! Maldita la noche en que anunciaron: “¡Fue niño!”

4-6 ¡Que borren del calendario ese día! ¡Que nadie se acuerde de él, ni siquiera el Dios del cielo! ¡Que sea arrojado en las tinieblas y todos se olviden de él!.

Jeremías 29:11 dice:

Porque Yo se muy bien Los planes que tengo para Ustedes –afirma el Señor- PLANES DE BIENESTAR Y NO DE CALAMIDAD, a fin de darles un futuro y una esperanza.

La pregunta es porque Job maldecía el día de su nacimiento y se veía tan frágil y vulnerable como cualquiera de nosotros en el momento de la prueba, porque Job no quiso entender que el mal que le cercaba era parte de este plan de Bienestar, porque Job tuvo la osadía de cuestionar el Día destinado para su nacimiento, y revelarse a la soberanía y voluntad perfecta de Dios, LA RESPUESTA ES MUY SENCILLA, PORQUE COMO TU Y COMO YO JOB ERA UN HOMBRE DE CARNE Y HUESO, sujeto a su propias pasiones como Elías (Santiago 5:17), hoy que pasamos una prueba no enfoquemos nuestros arrestos en pensar el porque de la prueba, tampoco nos preocupemos, en lo difícil o complicado que esta dicha prueba, preocupémonos por encontrar LA VERDADERA VOLUNTAD DE DIOS, de hablar con el y darle las gracias por colocar sus ojos en nosotros y darnos la oportunidad de comprobar su promesa, no olvides tampoco la promesa de Jeremías 33:3 que dice:

Clama a mi y yo te responderé y te enseñare cosas grandes y maravillosas que desconocías.

Dios bendiga tu día y la prueba que enfrentes. Amen.