música cristiana

Loading...

lunes, 31 de diciembre de 2012

EL EXCELSO ARTE DE SABER ESCUCHAR.



LA PACIENCIA AL HABLAR.

JOB 21:1-10 (RV60)

21:1 Entonces respondió Job, y dijo: 21:2 Oíd atentamente mi palabra, Y sea esto el consuelo que me deis. 21:3 Toleradme, y yo hablaré; Y después que haya hablado, escarneced. 21:4 ¿Acaso me quejo yo de algún hombre? ¿Y por qué no se ha de angustiar mi espíritu? 21:5 Miradme, y espantaos, Y poned la mano sobre la boca. 21:6 Aun yo mismo, cuando me acuerdo, me asombro, Y el temblor estremece mi carne. 21:7 ¿Por qué viven los impíos, Y se envejecen, y aun crecen en riquezas? 21:8 Su descendencia se robustece a su vista, Y sus renuevos están delante de sus ojos. 21:9 Sus casas están a salvo de temor, Ni viene azote de Dios sobre ellos. 21:10 Sus toros engendran, y no fallan; Paren sus vacas, y no malogran su cría. 
.
JOB 21:1-10 (TLA)

21 Job le respondió a Zofar: Para mí sería un gran consuelo que me prestaran atención. Tengan paciencia mientras hablo, y una vez que haya terminado, podrán reírse si quieren. Si he perdido la paciencia es porque mi reclamo es contra Dios. Pónganme atención, y quedarán asombrados. 6-7 ¡No entiendo por qué los malvados viven tanto y ganan tanto dinero! Mientras más pienso en esto, más me asusto y me da escalofríos. 8-9 Como Dios nunca los castiga, no tienen miedo de nada; viven tranquilos en sus casas, viendo progresar a sus hijos y crecer a sus nietos. 10 Sus toros y sus vacas tienen muchos terneros, ¡ninguno muere antes de tiempo!

Esta es la sexta Intervención de Job a respuesta de su amigo Zofar, sigue siendo una constante replica a lo sucedido, su inquietud no se centra en su actual situación se sitúa en las propias palabras de su amigo, su replica constante se dirige primeramente a que se le ponga atencion, sus palabras y su contenido son importantes para el y quiere que lo sean para sus amigos, para Job representa un gran logro que sus amigos pongan atención a sus palabras, dice “Toleradme y yo hablare” en otras versiones dice; “tengan paciencia mientras yo hablo” ahí justamente se encuentra parte de una vida sana el arte de saber escuchar ayuda mucho a que refinar este buen arte, el dialogo de un ser humano esta compuesto de tres elementos; escuchar, hablar y silencios, la combinación de estos tres hace una gran oportunidad para fortalecer sus lazos de amistad y familiares.

Hay una máxima oriental que dice: “Nadie pone más en evidencia su torpeza y mala crianza, que el que empieza a hablar antes de que su interlocutor haya concluido”. Saber hablar es un arte que implica, a su vez, saber escuchar. Saber articular adecuadamente la palabra y estar atento a la que el interlocutor pronuncia, es un ejercicio que exige esfuerzo, sensibilidad y sabiduría del corazón.

Dios siempre dio ejemplo de este buen comunicador, el habla, explica pero tiene SIEMPRE LA SENIBILIDAD PARA SABER ESCUCHAR Y CONTESTAR CON PALABRA DE SABIDURIA, que gran ejemplo a seguir, quisiera que Dios me obsequiara ese don maravillosos de saber escuchar y aconsejar adecuadamente a mis amigos y parientes. Amen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada