miércoles, 26 de septiembre de 2012

UNA HUMILDAD GENUINA.


GENUINAMENTE HUMILDE. (SEMANA 30, Pagina 218)

BUENOS DIAS CON BUENOS AMIGOS.
“CHARLES SWINDOLL”

ESTHER 6: 6-12

6:6 Entró, pues, Amán, y el rey le dijo: ¿Qué se hará al hombre cuya honra desea el rey? Y dijo Amán en su corazón: ¿A quién deseará el rey honrar más que a mí? 

6:7 Y respondió Amán al rey: Para el varón cuya honra desea el rey, 

6:8 traigan el vestido real de que el rey se viste, y el caballo en que el rey cabalga, y la corona real que está puesta en su cabeza; 

6:9 y den el vestido y el caballo en mano de alguno de los príncipes más nobles del rey, y vistan a aquel varón cuya honra desea el rey, y llévenlo en el caballo por la plaza de la ciudad, y pregonen delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey. 

6:10 Entonces el rey dijo a Amán: Date prisa, toma el vestido y el caballo, como tú has dicho, y hazlo así con el judío Mardoqueo, que se sienta a la puerta real; no omitas nada de todo lo que has dicho

6:11 Y Amán tomó el vestido y el caballo, y vistió a Mardoqueo, y lo condujo a caballo por la plaza de la ciudad, e hizo pregonar delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey. 

6:12 Después de esto Mardoqueo volvió a la puerta real, y Amán se dio prisa para irse a su casa, apesadumbrado y cubierta su cabeza. 

Hay dos cosas que llaman la atencion en este pequeño relato, el primero es la actitud de Aman, y la segunda la actitud de Mardoqueo, es como si Dios quisiera colocar una enfrente de otra para darnos cuenta de cómo es la naturaleza humana y como desea Dios que seamos sus Hijos, la primera escenificada en el verso (6 7 y 8) es una actitud llena de soberbia, presunción, vanagloria de autosuficiencia creyéndose merecedor de lo mejor, la otra una actitud de total control de sus emociones y de genuina humildad, es esta parte la que me gustaría destacar, Mardoqueo fue exaltado frete a todo el pueblo con las ropas reales y el caballo del propio Rey, fue paseado frente a todos para que no quedará duda de quien era ese hombre, curioso resulta leer con detenimiento los versos (8-12) en ellos en ningún momento leemos que Mardoqueo haya expresado ninguna palabra sintiéndose superior a Aman, ni siquiera un gesto de humillación, aun cuando este estaba procurando su muerte, que difícil entender un corazón con tanto Amor para otros, un hombre centrado en Dios que fue exaltado frente a sus enemigos mas sin embargo el no se ufano de nada.

El punto culminante de la Humildad es tal vez lo que dice el verso 12: Después Mardoqueo volvió a la puerta Real, cuando un hombre es exaltado de tal forma normalmente su naturaleza humana se ve trasformada, si su centro no es Dios, las personas creen haber alcanzado un estatus que no les permite volver a sus propias raíces, es decir muchos ya no hubieran querido regresar a la puerta donde el diariamente estaba postrado en tierra, sino por el contrario muchos desearían vivir ya dentro del palacio, Mardoqueo nos enseña que la vida de Un hombre centrado en Dios, puede ser sometida a este tipo de pruebas y que la respuesta final es Humildad total y genuina, así quiere Dios que actuemos. Amen.